Archivos Mensuales: diciembre 2010

VERON Y ESTUDIANTES, OTRA VEZ CAMPEONES

 
11 campeonatos tiene Estudiantes y 11 es el número de Juan Sebastián Verón. “Es un número especial”, dijo Sabella al final del partido. Y no es casualidad, desde que La Bruja decidió pegar la vuelta desde el fútbol europeo, el Pincha volvió a ser protagonista en el fútbol argentino.

 

Estudiantes, que añoraba títulos del pasado, recuperó esa costumbre de dar vueltas olímpicas y llevar alegría a su gente. En un fútbol argentino donde ya no mandan los cinco grandes, el conjunto de La Plata es uno de los grandes animadores.

Con un equipo más luchador que brillante, superó adversidades y no renegó de la pelota parada, su especialidad histórica. Y siempre con Verón, heredero de un legado glorioso.

El Pincha consiguió, desde atrás, aquel campeonato en la final ante Boca y una Copa Libertadores ante el Cruzeiro. Tres minutos y un Barcelona imbatible lo separaron de ser el mejor del mundo nuevamente un año atrás.

El equipo que conduce Sabella afuera y Juan Sebastián adentro consiguió, con dos goles de Rodrigo López, la impresionante suma de 45 puntos, dejando atrás a un Vélez muy sólido que derrotó problemas a Racing.

“Mire mire qué locura, mire mire qué emoción, esta es la famosa bruja que volvió a Estudiantes para ser campeón”, fue el agradecimiento de la gente para su capitán. El Pincha, liderado por Juan Sebastián Verón, sigue cosechando títulos, y amenaza con ir por más.

Anuncios

¡INDEPENDIENTE CAMPEON DE LA SUDAMERICANA!

 
Independiente no fue un campeón que vaya a ser recordado por su brillo. Luego de 8 años de continuos fracasos, el Rojo había comenzado la temporada 2010/2011 con un plantel que dejaba muchas dudas con respecto al futuro.

 

El presidente Comparada, junto a Cesar Menotti, le habían soltado la mano a Américo Gallego y apostaban por el perfil bajo en cuanto a jugadores y a cuerpo técnico, contratando a Daniel Garnero, un hombre de la casa.

El plantel, lejos de tener grandes nombres, arrancó de manera penosa el torneo Apertura y quedó sin chances desde muy temprano. La Copa Sudamericana aparecía como un compromiso molesto, sin gran futuro. De hecho, se superó a Argentinos Juniors y se pensó que la eliminación sería inminente. Pero no, siguió avanzando. Claro, ya sin Garnero, reemplazado por Antonio Mohamed.

Llegó Defensor Sporting y el piedrazo al arquero Martín Silva. A pesar de ese papelón, el Rojo siguió adelante y superó a Deportes Tolima. Al llegar a Liga de Quito, era muy factible una eliminación porque se trataba del último campeón y gran protagonista de los torneos continentales. Luego de estar 0-3 en el partido en el estadio Casablanca, los goles de Silvera y Mareque devolvieron las chances y en la vuelta los de Mohamed se impusieron luego de sufrir otro poco.

La final parecía más sencilla: enfrentar al descendido Goiás no aparentaba ser un duelo complicado, pero lo fue en la ida. El 0-2 en Goiania trajo las dudas nuevamente. Claro, muchos apostaron a la presión que iba a meterles hinchada del Rojo a los brasileños.

Julián Velázquez metió el primero pero lo empató el temible Rafael Moura. Pero, en un primer tiempo para el infarto, Facundo Parra metió el segundo y el tercero para el local que igualaba la serie.

En la segunda parte y alargue pudieron más los nervios, aunque Goiás estuvo más cerca de rematar la historia. En los penales, el Rojo tuvo más suerte y eficacia y se quedó con una nueva copa internacional, la especialidad de la casa.

Sin un equipo lujoso, Independiente consiguió un nuevo titulo en su remodelado estadio. Parece que la historia le hizo un guiño para que pueda festejar una vez más. El tiempo y la perspectiva dirán si fue merecido. El titulo se quedó en Avellaneda y hay mucha gente feliz.