Archivos Mensuales: septiembre 2010

RIVER Y BOCA: LAS EXCUSAS DE CAPPA Y LA AUTOCRITICA DE BORGHI


Desde la llegada de los torneos cortos y de la locura exitista, que invadió las canchas argentinas e hizo muy difícil mantener la cabeza de un entrenador, la frase que los pobres técnicos pusieron de moda fue, es y será: “Es un equipo en formación”.

La oración, claro está, es bien aplicada, pero resulta que los equipos están eternamente en formación y sus entrenadores se van, en la mayoría de los casos, mucho antes de que esos equipos maduren. En varias ocasiones, es el DT entrante el que disfruta de los resultados del coach saliente.

Con distintos matices-ya sean las quejas de Cappa y la falta de dramatismo de Borghi, Boca y River, con diferentes realidades, están más emparentados que nunca en esa eterna búsqueda del equipo y del funcionamiento ideal.

A orillas del Riachuelo, la irregularidad (4 derrotas en 8 fechas) es la palabra que más se aplica, pero la explicación está en que el Xeneize tuvo que armar una defensa completamente nueva, con arquero incluido, y todavía no pudo poner el cerrojo en esa zona.

Del medio hacia adelante, la espera por Juan Román Riquelme ya es desesperante, ya que Claudio Borghi no ha podido encontrar un armador provisorio para que el equipo juegue a algo y que se pueda alimentar con regularidad a los tanques de arriba, como Palermo y Viatri.

Claro, Boca tiene como única urgencia conseguir los resultados necesarios para entrar en la próxima Copa Libertadores que, al fin y al cabo, es la especialidad de la casa.

En Núñez, las urgencias son bien distintas ya que el descenso, aunque se pretenda el campeonato, es una pesadilla que empieza a quitar el sueño los siete días de la semana. Ángel Cappa, entrenador de la línea del fútbol lírico y vistoso, no encuentra lo que dice pretender y, de 24 puntos en juego, River ya resignó 10.

Borghi es más espontáneo y sincero: se manifiesta preocupado porque no encuentra el rendimiento pero no suena pretensioso. Lo de Cappa es distinto ya que pone como excusas a los árbitros y a la suerte del rival para justificar la falta de resultados de su equipo.

En definitiva, River necesita puntos y no los pierde únicamente por no encontrar ese estilo de juego vistoso y ofensivo que, como se dice, es la mejor manera de llegar al éxito. River pierde puntos también por problemas defensivos, llámense distracciones o fallas técnicas o tácticas.

Boca y River están en formación pero se diferencian en cómo sus técnicos se adjudican las virtudes y los errores. Para equipos que están en formación, la autocrítica es un bien que no debe dejarse de lado.

Anuncios

¿ES FUTBOL ESTO?

No apto para impresionables. En la victoria del Barcelona 2 a 1 sobre el Atlético de Madrid, además de los goles y el colorido típicos de un partido de la Liga Española, hubo una caricia de Tomas Ujfalusi que dejó a Messi entero de milagro.

El nacido en Republica Checa, al no conseguir el OK del argentino para intercambiar camisetas al final del partido, decidió tomar represalias y le dejó su botín izquierdo de recuerdo.

La tapa de AS refleja lo que fue un acto criminal dentro de una cancha de futbol e invita a reflexionar sobre cómo se está jugando.

ARGENTINA 4 – ESPAÑA 1: UNA ALEGRIA Y NADA MAS


Es una pena no poder agarrarse más fuerte de este resonante resultado de la Albiceleste ante La Roja. Se le ganó con autoridad al campeón del mundo y algunos, como Lionel Messi, tuvieron su tarde soñada, aunque no sirva de mucho…

La visita de España a Buenos Aires fue un gran acontecimiento, como muy pocas veces se da por estas tierras. La casualidad hizo que un partido pactado desde hace varios meses, termine siendo una de los primeros amistosos después de ser campeón del mundo.

Mientras en Argentina todavía quedan muchas heridas por la eliminación ante Alemania, y aun no se sabe quien va a ser el entrenador que conducirá al equipo a la próxima copa del mundo, el test ante los de Vicente Del Bosque era una prueba para recuperar un poco el orgullo.

El 4 a 1, un tanto exagerado, fue un buen premio consuelo para los argentinos y un llamado de atención a La Roja, que no puede ser displicente con estos partidos amistosos, porque al ostentar el titulo mundial todos querrán ganarle.

Para España, el resultado de este partido no será más que una anécdota, mientras que Argentina se tomó muy en serio este compromiso que se jugó, incómodamente, un martes a las cinco de la tarde.

La Albiceleste, que cuenta con un Sergio Batista desesperado porque lo confirmen como técnico principal de la selección mayor, presentó un equipo más balanceado y sólido que el del último mundial, donde la premisa era matar o morir.

Batista puso un mediocampo cargado de volantes centrales, como Javier Mascherano, Esteban Cambiasso y Ever Banega. Los tres tuvieron actuaciones descollantes, robando, metiendo y jugando.

Aunque confiaba en las capacidades de sus dirigidos, el Checho jamás soñó con el marcador final. Tampoco España, pero Del Bosque sabía que la derrota era una posibilidad, ya que al partido lo tomó por lo que era, un amistoso.

Un gran gol y partido de Messi; un tanto marca registrada de Gonzalo Higuaín; un blooper de Pepe Reina y posterior tanto de Tévez; y la estocada final de Sergio Agüero, fueron los consuelos por las cuatro estocadas que metió Alemania en cuartos de final en Sudáfrica.

El gol de Fernando Llorente, que puso el 1-3 parcial para La Roja, confirmó que el segundo tiempo de España fue jugado con más vergüenza y determinación que el primero, incluyendo a Xavi, Navas y al autor del tanto. Claro, ya era tarde para no salir derrotado.

El Monumental, que estuvo lleno como pocas veces en los últimos años, deliró con la actuación de Messi y le dio una ovación que nunca le había dado. Su gol fue una obra maestra, una definición de lujo, picándosela a Reina. Además, fue muy importante que el suyo fuera el primero, y no el tanto que decorara el resultado.

España pasó por Buenos Aires y sufrió un duro traspié que lo hará pensar mejor sus amistosos. Argentina, aunque cueste decirlo, sigue sin ganar lo que importa, aunque este triunfo permitió una sonrisa que escaseaba y mucho.

Fue un placer haber estado en la cancha y haber visto a tantas figuras juntas. Presenciar un partido con Xavi, Iniesta, David Villa, Messi, Tévez, Higuaín y Agüero, entre muchos otros, es un lujo que no se da seguido.

El resultado del match quedará en el olvido como un chiste malo. Argentina debe trabajar y pensar a largo plazo, para poder permitirse una goleada en contra y seguir sintiendo el orgullo de ser campeón del mundo.

(Foto: Alejandro Pagni)

EMBAJADORES DEL FUTBOL

En medio de todo el furor que causó la llegada de los campeones del mundo a Buenos Aires para jugar un amistoso contra la selección argentina, hubo tiempo para que atendieran a la prensa en el Hotel Emperador, sobre la Avenida Del Libertador, y, quienes hablaron, fueron ni más ni menos que el capitán Iker Casillas; el autor del gol con que España levantó la Copa en Sudáfrica, Andrés Iniesta; y el entrenador Vicente Del Bosque.

La conferencia se fue en elogios varios por parte de los periodistas presentes-gran cantidad de españoles-y en declaraciones de rigor por parte de los protagonistas. Que sean de rigor, no quiere decir que no hayan sido interesantes.

El arquero del Real Madrid insistió en que el Balón de Oro lo debe ganar un jugador español y Andrés Iniesta elogió a la selección argentina y, en especial, a su compañero Lionel Messi.

Un Poco de Futbol-o sea yo-tuvo la oportunidad de hacer dos preguntas: para Iker sobre qué siente al escuchar a Sergio Batista diciendo abiertamente que Argentina debe imitar a España y para Andrés Iniesta sobre si él y sus compañeros son conscientes de que están marcando una época en el futbol mundial.

Del Bosque, con la serenidad que dan los años, habló muy bien del rival y, cuando se le consultó por el carácter de los jugadores de estas tierras, confesó que no recuerda un argentino que haya fracasado en el futbol europeo.

Ante la pregunta sobre si cambió algo en su personalidad luego de ganar el mundial respondió que “nada”.

Pasará mucho tiempo para que se vuelva a dar un entrenamiento, una conferencia y un partido como el del 7 de septiembre en el Monumental. España está en el pais y es noticia.

(Foto:EFE)